Los conflictos y la inestabilidad provocan el desarraigo de 4.5 millones de niños en cinco países

ScreenHunter_141 Oct. 09 23.31

NUEVA YORK, 30 septiembre de 2015- Los conflictos y la inestabilidad en cinco países han provocado el desarraigo de, al menos, 4.5 millones de niños, según ha dicho UNICEF en el marco de la reunión de alto nivel de la ONU sobre la crisis global de migrantes y refugiados.

 “Las desgarradoras imágenes han contribuido a llevar la atención de los ciudadanos al destino de los niños atrapados en la crisis europea de refugiados, pero el asunto va más allá de las fronteras de Europa”, dijo Afshan Khan, director de programas de emergencia de UNICEF. “El mundo enfrenta la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial, con millones de familias que se han visto forzadas a huir de sus hogares debido al conflicto y la persecución en países como Afganistán, Somalia, Sudán del Sur, Sudán o Siria”.

Desde principios de año, más de medio millón de personas han cruzado el Mediterráneo hacia Europa. Aproximadamente la quinta parte de quienes han llegado a Europa son niños.

 Mientras la situación en Europa ha captado la atención del mundo, millones de refugiados más continúan en tránsito:

•    En Siria, el brutal conflicto –que entra en su quinto año- ha forzado a más de 4 millones de personas a huir a campos de refugiados, alojamientos improvisados y comunidades de acogida desbordadas en Jordania, Iraq, Líbano y Turquía.

•    Más de 2,6 millones de personas han dejado Afganistán. El país ocupa el segundo lugar en procedencia de refugiados.

•    En Somalia el conflicto, la inestabilidad y la hambruna han empujado a cerca de 1 millón de personas –la mitad de ellos niños- a salir del país.

•    Cerca de 666.000 personas han huido del conflicto en Sudán.

•    Unas 760.000 personas, dos tercios de ellas niños, han huido de Sudán del Sur desde que estalló el conflicto en diciembre de 2013.

 Los niños de los países en conflicto están amenazados a diario. Sufren el riesgo de secuestros, mutilación, reclutamiento y muerte. Su viaje hacia la seguridad está plagado de peligros. Tanto si huyen por mar como por carretera, están a menudo a merced de los traficantes y tienen que cargar con el peso físico y psicológico de la guerra, el desplazamiento y las hostilidades.

Los millones de niños afectados por la migración y los desplazamientos forzosos necesitan respuestas integrales, conjuntas y sostenibles.

UNICEF mantiene su compromiso para proporcionar apoyo vital a los niños en su viaje en busca de un futuro más seguro, y en sus países de origen:

•   En Siria, por ejemplo, UNICEF está contribuyendo a proporcionar servicios de agua y saneamiento, mantener a los niños en la escuela y llevar a cabo campañas de vacunación.

•   En la ruta hacia Europa, UNICEF ha establecido espacios amigos de la infancia y continúa trabajando con los países de acogida para priorizar el interés superior del niño.

•   En los países en desarrollo no afectados por un conflicto, UNICEF apoya programas para abordar las causas subyacentes de la pobreza y la falta de oportunidades.

Deja un comentario